Robinson Crusoe en GZ

robinson crusoe (3)
Fuente: lbunuel.blogspot.com

Hace algún tiempo, leí en el blog “Pienso, luego escribo” (dejo el enlace aquí) un ejercicio bastante divertido e interesante, del que me apropiaré con todo el descaro del mundo. La premisa sería, en líneas generales, elegir una serie de libros que te llevarías a una hipotética isla desierta. Dejando de lado que lo lógico en esa situación sería tener a mano un yesquero, una navaja multiusos, o un teléfono móvil con conexión vía satélite, esta selección la hago en base a criterios puramente formales, y seguramente si me preguntasen dentro de un par de meses respondería de manera diferente. Así mismo, estaría interesante que hubiera cierta retroalimentación, así que vuestras sugerencias y listas son bienvenidas.

Un libro que te llevarías para releer.

el-hombre-en-el-castillo
Fuente: elbiblionauta.com

Me gusta bastante releer libros: siempre encuentras detalles nuevos, matices que no habías captado, o simplemente recuperas las buenas sensaciones de sumergirte en una historia que ya te había enganchado antes: también suelo releer más por partes o capítulos concretos, más que obras completas.

Como tengo que escoger, “El hombre en el castillo” de Philip K. Dick se llevaría el gato al agua. Esta novela me introdujo al que hasta la fecha es uno de mis subgéneros favoritos, la ucronía, y el mundo presentado es absolutamente envolvente, fascinante y aterrador. No me canso de ojear sus páginas, ni de pararme en mis párrafos preferidos. Es como pasear por un sendero que conoces de toda la vida, o charlar con un viejo amigo.

Por cierto, en este artículo mío publicado en la revista Noitábrega lo analizo (un poco de publicidad nunca viene mal, ¿verdad?).

Un libro para leer por primera vez.

Martin A. La Regina
Fuente: cz.pinterest.com

Teniendo en cuenta que en esa isla desierta dispondré de mucho tiempo libre, lo mejor es que me lleve un libro bastante grande, para pasar el rato. “It”, de Stephen King, es una novela a la que tengo muchas ganas de hincarle el diente, pero su inmenso tamaño (cerca de 1.500 páginas) y mi falta de tiempo hacen que por el momento sea difícil hacerlo: por esas mismas razones me dan algo de coraje otros trabajos de King, como “22/11/63” (aunque el cuarto de libro que me llegué a leer me gustó bastante), o “Apocalipsis”.

Así, en el tiempo en el que no estaría hablando con balones de fútbol pintarrajeados, o volviéndome tarumba por la deshidratación, podría ponerme al día con la novela. Y de paso, a ver si la coulrofobia es tan mala como la pintan…

Una saga que te llevarías para no aburrirte.

foundation_covers
Fuente: storiesbywilliams.com

Pues depende. Si ha de ser necesariamente una saga de la que no me haya leído la mayor parte de sus libros, escogería la Saga de la Fundación, de Isaac Asimov. Su obra inaugural, “Fundación”, me pareció una entrada a un universo fascinante, una concepción de la ciencia-ficción y del futuro de la especie humana bastante originales, y una puerta para abrir y adentrarme en su historia sobre la decadencia milenaria del Imperio Galáctico. Quizás haya reseña…

Si puedo optar por sagas que ya he leído enteras, entonces me iría con Harry Potter. Las aventuras del niño brujo y sus amigos me acompañaron durante muchos años de mi adolescencia, y estaría dispuesto a zambullirme de nuevo en ese mundo tan rico creado por J. K. Rowling, hace ya un par de décadas (nostalgia millenial).

8uk-children-thomas-taylor
Fuente: playbuzz.com

Un libro infantil.

libro_1417734821
Fuente: quelibroleo.com

Un lector nace en la infancia, y un servidor tuvo la inmensa suerte de tener unos familiares que siempre cultivaron el amor por la palabra escrita, desde bien pequeño. “Diez cuentos de lobos” de Jean-François Bladé fue uno de mis primeros libros propios, y uno de los veteranos en mis estanterías, por no hablar del valor sentimental que posee.

En líneas generales, es una colección de cuentos tradicionales de la región francesa de Gascuña, protagonizados por animales antropomorfos. Algo que me sorprendió bastante cuando lo releí hace poco es que son narraciones bastante sádicas, donde los pobres lobos, los supuestos protagonistas del libro, acaban ahogados, desollados, humillados, mutilados, y otros horribles etcéteras. Perfecto para los críos, por supuesto.

Opción libre.

¡Mierda! ¿No era ya suficientemente difícil escoger en las otras categoría, que ahora se me lanza al libre albedrío?

Todo aquel que me conozca un poco será consciente de lo pesado que soy con este libro, y entiendo que la saturación cansa. Pero es que es una obra excelente, que si no he recomendado un millón de veces, no he recomendado ninguna. Hablo, cómo no, de “Crónicas Marcianas”, del maestro Ray Bradbury, quien condensa de manera magnífica la condición humana, ya sea en su tragicomedia como en lo absurdo y lo paródico, en una sucesión de entretenidas narraciones sobre la colonización del planeta rojo. Con un relato puedes partirte de risa, y con el siguiente agarrar una depresión de caballo.

Va, si ése no os convence, os propongo además “Sostiene Pereira”, de Antonio Tabucchi. Una novela para comprender la importancia del periodismo, y de poseer la valentía de ponerse en el lado de la verdad en una sociedad opresiva y autoritaria, dejando ese cambio de actitud en nuestras propias manos. Interesante, sobre todo para afrontar la actual edad dorada de las fake news

Bueno, va siendo hora de naufragar. ¡Nos vemos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s