Pesadillas de Hierro

EL SUEÑO DE HIERRO

Norman Spinrad

Minotauro, 1979.

Ciencia-Ficción/Ucronía/Nazismo

Tras un prologando autoexilio de estos lares, impuesto por mis tareas académicas y otros menesteres, retorno a este blog. No sé hasta qué punto seré regular, pero sí que iré publicando cosas según me apetezca, para compartir lecturas que considere interesantes, o para liberar al océano de la opinión pública alguno de mis escritos. Además, todavía queda casi un mes de verano, que aprovecharé para degustar algunos libros que tenga pendientes, y que eventualmente comentaré.

12987847
Portada de la edición española de 1979, publicada por la editorial Minotauro. Fuente: todocoleccion.net

Entrando ya en materia, El sueño de hierro es lo que se conoce como “ucronía”, una suerte de novela histórica especulativa en la que acontecimientos cambian drásticamente, normalmente a partir de un elemento concreto o “Punto Jonbar”, para elaborar una realidad diferente y, en la mayor parte de ocasiones, “chocante” para el lector (por ejemplo: ¿cómo habrían sido los EEUU si Kennedy no hubiese sido asesinado?)*. Con esta novela pasa lo siguiente: Adolf Hitler emigra a América en 1919, y en vez de dictador genocida se dedica a escribir ciencia-ficción; el partido nazi desapareció en 1923, y no pasó de ser un pequeño grupúsculo marginal; el comunismo toma el control de Alemania en 1930, y la Unión Soviética controla, para 1959, gran parte de Europa. Los americanos y japoneses forman un frente anticomunista, manteniendo una suerte de guerra fría con la gran potencia soviética.

Pero todo esto es sólo el contexto; la novela está presentada como si hubiese sido escrita por ese hipotético Hitler, en ese hipotético mundo. Tiene una semblanza bibliográfica, algunas de sus obras publicadas, un título –El señor de la esvástica-, y el comentario de un tal “profesor Homer Whipple” por el que recibimos la mayor parte de información de esa realidad alternativa (un recurso parecido al visto en El cuento de la criada, por cierto).

La trama de esa historia no es un derroche de imaginación: básicamente es, casi punto por punto, la historia de Hitler y el partido nazi en nuestro universo, desde los orígenes humildes del Partido Nacionalsocialista Alemán, hasta la purga de la SA, pasando por el ataque a Polonia y la Operación Barbarroja, la invasión a la URSS. La novedad se halla en que todo está narrado como si fuese una historia ambientada en un escenario postapocalíptico lleno de mutantes psíquicos, monstruos genéticamente alterados, etcétera, que bebe de la tradición de la ciencia-ficción pulp. El “héroe” es Feric Jaggar, sujeto absurdamente perfecto en las facetas intelectual y física, que busca recuperar la pureza genética de la República de Heldon, y combatir junto con sus motoristas SS enfundados en cuero negro contra las hordas del malvado imperio de Zind. La violencia extrema, descrita hasta el detallismo obsesivo, se halla presente por todo el relato, al igual que las manifestaciones de simbología y estética muy relacionadas con la idiosincrasia nazi.

Lord-Humungus-Mad-Max-Kjell-Nilsson-h1
La estética de algunos personajes de la novela, como los motoristas SS, recuerda lejanamente a lo visto en varias obras y películas de ciencia-ficción (fotograma de Mad Max 2: The Road Warrior, George Miller, 1981). Fuente: writeups.org

No obstante, más allá de ser un interesante y muy logrado ejercicio de metaficción, no le recomendaría a nadie este libro. El motivo es que la lectura es tediosa, y puede llegar a ser bastante desesperante según el momento: esto creo que tiene su razón de ser, y es que trataría de imitar la manera de escribir de Hitler, ya que recuerda bastante al estilo literario del Mein Kampf**, probablemente el tratado político más aburrido de todos los tiempos. He estado tentado de parar más de una vez y, siendo claros, habiendo otros libros más interesantes y enriquecedores, pues casi diría que no merece la pena salvo que seas un friki del subgénero, o tengas una especial curiosidad. Pero reseñado queda, y advertidos estáis.

* Hago una explicación más amplia en mi artículo en la revista Noitábrega “Dick Desencadenado: El Hombre en el Castillo”, disponible aquí. Así mismo, recomiendo también la lectura de este texto de J. M. Navajas, en la revista Amberes.

**Tampoco me he leído otras obras de Norman Spinrad, por tanto esta afirmación debe de cogerse con pinzas: a lo mejor simplemente escribe mal, y ya está.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s